Our Location
6th Avenue, NeHoland

Llámanos:
Tel: 55 9152 2026

Uveítis

La uveítis es una inflamación de la úvea, formada por el iris, el cuerpo ciliar y la coroides. En conjunto, estos forman la capa media del ojo entre la retina y la esclerótica (parte blanca del ojo).

Hay varios tipos de uveítis, que se definen de acuerdo a las partes del ojo donde se producen.

 

  • La uveítis anterior afecta a la parte frontal del ojo y es el tipo más común de uveítis. Generalmente se presenta súbitamente y puede durar de seis a ocho semanas. Algunos tipos de uveítis anterior pueden ser crónicos o recurrentes.
  • Si la úvea está inflamada en el centro del ojo, la condición es llamada uveítis intermedia. Los episodios de uveítis intermedia pueden durar de un par de semanas a años.
  • La uveítis posterior afecta la parte posterior del ojo. Una uveítis posterior puede desarrollarse lentamente y con frecuencia dura muchos años.
  • La panuveítis sucede cuando todas las capas de la úvea se inflaman.

La causa específica de la uveítis a menudo se desconoce. Sin embargo, en algunos casos puede estar asociada con otra enfermedad o infección en el cuerpo.

Los síntomas de la uveítis pueden ser ojo rojo, dolor, sensibilidad a la luz, visión borrosa y manchas flotantes. Estos pueden variar dependiendo del tipo de uveítis.

Un examen cuidadoso del ojo hecho por un oftalmólogo es muy importante cuando se presentan síntomas. Una inflamación dentro del ojo puede afectar la visión permanentemente, o incluso llevar a la ceguera si no es tratada.

Ya que la uveítis puede estar asociada con otras enfermedades del cuerpo, serán necesarios estudios generales para descartarlas.

El tratamiento de la uveítis se basa en el uso de cortisona ya sea en gotas, inyecciones, tomado o intravenoso. En algunos casos se puede necesitar inmunosupresores. Cuando la causa es de origen infeccioso se utilizan antibióticos o antivirales según sea el caso.

Debido a que la uveítis puede varias complicaciones que comprometen la visión, el tratamiento debe de ser inmediato y agresivo. Dentro de las complicaciones mas frecuentes se encuentran la catarata, el glaucoma y el edema macular.

Abrir chat